miércoles, 30 de enero de 2008

Y sólo quedaron dos: John Edwards abandona la carrera

Los primeros sorprendidos fueron sus propios colaboradores, que ya habían fletado el avión para las siguientes tres paradas de su campaña. La noche antes, John Edwards, el único hombre blanco del pelotón demócrata, dejó a todo el mundo perplejo al anunciar que abandona su lucha por la Casa Blanca.
Hizo el anuncio en el mismo lugar donde empezó su campaña, la devastada ciudad de Nueva Orleans.«Es hora de que me aparte del camino para que la historia se abra camino», declaró Edwards. Edwards era el candidato más comprometido socialmente. De aire bonachón, siempre prmoetió luchar por la justicia social. Era un perfil moderado del centroizquierda, que sin embargo inició su carrera con un inconveniente: muchos veían en su rostro la derrota que sufrió contra Kerry y después junto a él. ¿Quién sabe si de aquí a unos años no será un "comeback boy"? Le ha funcionado a John McCain. Lo que está claro es que no era su momento. A través de este blog, siempre he expresado la debilidad de su campaña, ya que la extrema polarización que se dio desde el inicio le dejó sin voz. La derrota en Carolina del Sur lo dejó herido de muerte y ha tirado la toalla antes de llegar al duro Super Martes. Una lástima, por su buen perfil, pero yo creo que este hombre no ha dicho su última palabra en política. El tiempo lo dirá.
Creo que este abandono favorecerá a Obama
Y sólo quedaron dos. No es el título de una novela de Agatha Christie, pero la verdad -con perdón para Edwards- la cosa en el Partido Demócrata se ha puesto muy muy interesante. De momento, Edwards no ha anunciado ningún tipo de apoyo público ni a Clinton ni a Obama, pero está claro que sus votantes (y no son pocos) se tendrán que decantar por uno de los dos. ¿A quién favorecerá su apoyo?
Hay una gran división en este análisis en todas las crónicas que he leído. Yo haré mi propia reflexión. Se basa en la ansia de cambio. Edwards apostó fuerte por ese concepto, del cual es dueño exclusivo Barack Obama. Además, el senador negro siempre ha sido especialmente amable con Edwards, seguramente porque esperaba que un día abandonase y la diese su apoyo. "Ha pasado toda una vida para dar voz a los sin voz y esperanzas a los luchas", ha dicho Obama. Quizás Clinton se puede llevar a los votantates blancos del sur, pero Obama se va a llevar buena parte del resto. Ni que sea por coherencia. Aunque todos sabemos que nada en esta campaña ha sido demasiado coherente.
En mi opinión, tras Florida ha habido borrón y cuenta nueva. El Super Martes pondrá a cada uno en su sitio, pero creo que ahora por ahora hay un empate técnico entre Clinton y Obama.

1 comentario:

Darth Broder dijo...

O "Dos cabalgan juntos", pero, ¿a quién hubiese votado John Ford?
Yo creo que a Obama, ese Woody Strode en "Sargento negro". Claro que se podría objetar con "Siete mujeres", sin embargo no veo a Hillary con el coraje de Anne Bancroft. Además, Ted Kennedy, católico, apoya a Obama, y el mismo gran Jack babeó con JFK.
Y como solía decir el propio Ford, "los actores negros son los que actuan con mayor naturalidad" o algo así.