domingo, 6 de enero de 2008

Análisis de Iowa (II): La polarización podría favorecer a Obama


Yo mismo decía que los caucus de Iowa parecía que iban a ser poco determinantes para ambos partidos, pero creo que algunos movimientos han cambiado esa impresión. La clara victoria de Barack Obama le puede costar muy caro a Hillary Clinton. La que parecía una candidata "inevitable" empieza la carrera con derrota y eso es muy significativo. Como mínimo creo que gane quien gane la carrera será muy reñida. Ambos candidatos tienen virtudes sí, pero también inconvenientes. El Partido Demócrata quiere cambios a gritos y eso quizás no se corresponde con el perfil de Clinton, que por otro lado representa la solidez y la experiencia. Por otro lado, muchos miembros del Partido Demócrata no piensan tanto en el discurso sino en las posibilidades de victoria en las elecciones. Y ahí Obama sale perdiendo. Todos sabemos que en ciertos estados que serán clave en noviembre, el discurso (y desgraciadamente la raza) de Obama le podrían conducir a la derrota. Sin embargo, la candidatura del Obama a la nominación podría tener un activo inesperado. A medida que se avance en la nominación, la polarización entre las candidaturas de Obama y Clinton podrían beneficiar al senador negro. Vimos, por ejemplo, como el izquierdista Dennis Kucinich recomendaba a sus seguidores que si su candidatura no pasaba el corte en los caucus de Iowa, apostasen por Obama. Puede que esa tendencia del "mal menor" también sea válida para otros candidatos. Por ejemplo, veo muy difícil la victoria del senador John Edwards y puede que muchos de sus seguidores se pasen a Obama en la recta final. Al igual que es posible que los de Richardson se pasen a Clinton. La prematura retirada de candidatos como Chris Dodd también apuntan a esta polarización Obama-Clinton. La campaña será dura...y muy interesentante.

2 comentarios:

Javi dijo...

Los Dems tienen un problema.

Si el Front Runner republicano es (y creo que lo será) McCain, adios.

Porque Obama es demasiado insustancial y Hillary demasiado blandita.

Yo creo que lso dems tienen miedo (y con razón), a que un McCain se coma a Obama.

Yo sigo apostando por Hillary.

Mira; esto es como en las primarias de 2000. Desde el principio se sabía que los candidatos iban a ser Bush y Gore...y lo fueron; pero no fue, ni de lejos, un paseo militar, como esperaban (de hecho, Gore en NH, quedó solo 4 puntos por delante de Bradley)...

Pues lo mismo.

Yo creo que al final, será Hillary McCain.

Y McCain tendrá que coger de VP a alguien que se lleve bien con el Bible Belt, como Huckabee, o a lo mejor coge a Kay Hutchinson, por eso de poner también a una mujer.

Saludos

Javi

Ruben Monty dijo...

Estoy de acuerdo con las posibilidades de John McCain. Es más, creo que una pareja McCain-Huckabee sería demoledora. Los demócratas tendrían más posibilidades con Hillary Clinton, más aún si su segundo de a bordo es alguien como Wesley Clark, por ejemplo. Sin embargo, cabe señalar que el agotamiento político de los ciudadanos de USA en estos momentos puede hacer que sus preferencias cambien respecto a las últimas elecciones presidenciales. Bajo esta premisa, una victoria de Obama tampoco sería tan descabellada.