lunes, 15 de septiembre de 2008

Joe Biden, el número 2 de Obama

El senador por Illinois y virtual candidato a la Presidencia de los Estados Unidos de América, Barack Obama, tomó en días recientes la decisión de quién será su compañero de fórmula, como candidato a la Vicepresidencia; se trata del senador Joe Biden. Existen, desde luego, puntos a favor y otros contra, al tomar esta decisión.
Joseph Robinette Biden Jr. es senador por Delaware desde 1973, siendo la persona que ha ocupado tal cargo por más tiempo, en ese estado de la unión americana. Además, en su función legislativa, es el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Estas dos características le otorgan un halo de experiencia, sobre todo en materia de relaciones internacionales, lo cual ha sido señalado como uno de los puntos débiles de Barack Obama. En este sentido, el electorado estadunidense podría interpretarlo como un adecuado complemento de Obama, o bien, como muchos lo han manifestado, el senador por Illinois ha reconocido que no tiene la preparación necesaria para el cargo y, en tal virtud, acude a Biden.
Por otra parte, la incorporación de Biden a la fórmula demócrata ayudará a ganar adeptos católicos, pues el candidato a vicepresidente fue criado en una familia irlandesa, bajo las creencias de la Iglesia Católica. Igualmente, su familia era de clase trabajadora, por lo que podría atraer a ese grupo que se ha negado a acercarse a Obama.
Quizás, el aspecto más negativo que se sumará a la campaña de Obama al elegir a Joe Biden como su compañero de fórmula, es el antecedente que tiene éste de votar a favor de la resolución que facultó a Estados Unidos para atacar a Irak, en 2002. El discurso de Obama se ha centrado, por momentos, en hacer notar que la gran diferencia entre John McCain, el virtual candidato a la presidencia de la república por el Partido Republicano, es precisamente estar en contra de la invasión a Irak, por lo cual, podría suponerse una contradicción entre la propuesta de Obama y la elección de su compañero de fórmula.
Esta situación, sin embargo, quedaría nulificada, pues Biden se convirtió después en un opositor a dicha guerra, al verificarse que Irak no poseía armas de destrucción masiva.
Esto, se suma el apoyo de Joe Biden al aborto, tema que tiende a radicalizar las opiniones, por lo cual, podría ser determinante para que algunas personas apoyen la fórmula o decidan abandonarla.
Un aspecto de la vida de Biden que lo hace parecer más cercano a los norteamericanos, es el accidente automovilístico en que su esposa y su hija menor, hace más de 35 años, perdieron la vida. A pesar de esta situación, el en ese entonces recién electo senador por Delaware, viajaba cerca de dos horas desde su trabajo hasta su casa para estar todos los días con sus hijos.
El efecto inmediato de la designación de Biden como compañero de fórmula de Obama hacia la Casa Blanca ya ha tenido algunas repercusiones; según la última encuesta de encuestas de CNN, realizada el 24 de este mes y basada en las encuestas de ABC/Washington Post, Fox/Opinión Dynamics y Gallup tracking, el candidato demócrata tiene una ventaja de cuatro puntos porcentuales, cuando cuatro días antes existía prácticamente un empate, aumento que pude ser percibido como una aceptación a Biden de algunos electores.
En cuanto a John McCain, el candidato republicano, en los próximos días tendrá que decidir sobre su compañero de fórmula. Existen algunos nombres, considerados ya como favoritos, entre los cuales destacan Mitt Romney, Tim Pawlenty y Joe Lieberman.
Mitt Romney, de 61 años, es gobernador por Massachusetts, estado considerado demócrata. Derivado de esto, no se espera que Romney ayude mucho a McCain para atraer votos en el estado en que es gobernador, aunque sí podría apoyar en Michigan y New Hampshire.
Sabemos que, Tim Pawlenty tiene 47 años, lo que podría facilitar el voto de jóvenes y adultos que se han inclinado, en su mayoría, por Barack Obama. Así, Pawlenty, quien es gobernador de Minnesota, podría equilibrar la fórmula de McCain, de 71 años.
Joseph Lieberman es senador de Connecticut, escaño que obtuvo al estar afiliado al Partido Demócrata, sin embargo, en 2006 fue vencido en las primarias de ese partido para obtener su reelección, por lo cual optó por ser candidato independiente. Gracias al voto republicano, Lieberman fue reelecto senador. Además de lo anterior, fue candidato a la vicepresidencia en la fórmula de Al Gore que perdió en 2000. Sin duda, Lieberman sería un compañero de fórmula muy polémico para McCain, aunque no le daría esa dosis de juventud que el candidato republicano necesita.
Obama ha tomado su decisión y McCain está por hacerlo, sólo falta ver si su compañero de fórmula tiene efectos realmente importantes.