lunes, 21 de abril de 2008

Obama asume su dulce derrota en Philly


"Sometimes I think that I know what love's all about, and when I see the light, I know I'll be all right", decía Neil Young en su canción "Philadelphia". Tan triste como dulce será la derrota del senador Barack Obama en Pennsylvania, ciudad del amor fraternal y cuna de la indenpendencia de Estados Unidos.

Obama pierde en todas las encuestas. La victoria de Hillary es más que segura. Pero quizás llegue demasiado tarde. Tras el golpe en la mesa de Howard Dean (presidente del PD), los demócratas quieren y deben reaccionar. No se puede dejar escapar la victoria en las presidenciales. Me da la impresión de que esta será la última victoria importante de Hillary, por aquello del voto realista de la clase obrera de Philly. Conocemos la idiosincracia de esa ciudad y la victoria de la señora de Clinton es más que normal. Pero se acaba la Liga y Obama seguramente ganará a los puntos. "City of brotherly love, place I call home. Don't turn your back on me, I don't want to be alone. Love lasts forever..."